Una madre de 42 años del estado de Pensilvania, Estados Unidos, declaró haber dado a su hija adolescente hongos psicodélicos y mariguana durante lo que ella nombró una “experiencia de unión”. 

Está madre al hacerlo fue acusada de poner en peligro a la adolescente después de que alguien la denunciara a la policía. 

Al lugar llegaron funcionarios policiales y de bienestar infantil para realizar una investigación, en la cual la madre confesó “la experiencia de unión” que tuvieron, diciendo que había consumido hongos y mariguana con su hija. Su hija corroboró esta declaración y también afirmó haber consumido hongos y mariguana con su madre.

Más tarde la mamá fue acusada de delito grave por poner en riesgo a una menor y por delitos menores de corrupción de infantes y, por tanto, fue arrestada pero liberada con una fianza no garantizada de $10.000.

La audiencia preliminar de está señora está programada para el 27 de octubre. Pero en el vecindario ya se ha generado polémica respecto a la situación.

Sin embargo, en varios estados ya se ha legalizado el uso de la mariguana en pequeñas cantidades y en Oregon ya también se despenalizó la posesión de pequeñas cantidades de LSD y psilocibina. 

Con información de Zócalo